Enfermedades respiratorias crónicas

Enfermedades respiratorias cronicas ENT CIENTALas enfermedades respiratorias crónicas (ERC) son afecciones que comprometen al pulmón y/o a las vías respiratorias. Dentro de ellas se encuentran: el asma, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la rinitis alérgica, las enfermedades pulmonares de origen laboral y la hipertensión pulmonar.

  • Asma: es un trastorno que produce que las vías respiratorias se inflamen y se estrechen, originando dificultad para respirar, sibilancias, opresión en el pecho y tos. Es la enfermedad crónica más frecuente en los niños.
  • EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica): se caracteriza por un bloqueo persistente del flujo de aire. Los síntomas más frecuentes son la disnea (falta de aire), la expectoración anormal y la tos crónica.
  • Rinitis alérgica: cuando personas que tienen una hipersensibilidad entran en contacto con un alergeno, el sistema inmunológico reacciona provocando una irritación e inflamación de la mucosa y alrededores. Las principales alergias respiratorias son al polen, al moho y a los ácaros.
  • Enfermedades pulmonares de origen laboral: se dan por exposición repetida, extendida o una exposición única y grave a sustancias nocivas, como el polvo del carbón, el amianto y el silicio.
  • Hipertensión pulmonar: es un aumento de la presión en las arterias de los pulmones. Los vasos sanguíneos que transportan la sangre con poco oxígeno desde el corazón hasta los pulmones, se endurecen y se estrechan, por lo que el corazón debe hacer un mayor esfuerzo para bombear sangre.

¿Cuáles son los principales factores de riesgo?

  • Fumar
  • Contaminación del aire en espacios cerrados (por ejemplo: la exposición al humo de tabaco ajeno).
  • Contaminación ambiental.
  • Exposición a sustancias que producen reacciones alérgicas.
  • Inhalación de polvo y productos químicos en el medio laboral.
  • Antecedentes familiares de asma u otras alergias.

¿Cómo pueden prevenirse?

No fumar y evitar la exposición pasiva al humo de tabaco, son las medidas más efectivas para prevenir el desarrollo de las ERC, así como reducir los síntomas y las complicaciones una vez que la enfermedad ya está instalada.

Con respecto a las enfermedades de origen laboral, deben tomarse las medidas necesarias para proteger a los trabajadores con riesgo de exposición a polvo y productos químicos.