Enfermedades Cardiovasculares

Enfermedades cardiovasculares CIENTA ENTLas enfermedades cardiovasculares se deben a trastornos del corazón y los vasos sanguíneos.

Entre las enfermedades cardíacas, las más comunes son las cardiopatías coronarias, en las que se estrechan los vasos sanguíneos que llevan la sangre al corazón. Esto puede causar:

  • Dolor en el pecho
  • Ataque al corazón (cuando se bloquea el flujo sanguíneo al corazón y una parte del músculo cardiaco se daña o muere).
  • Insuficiencia cardíaca (cuando el corazón no puede bombear suficiente sangre y oxígeno para apoyar otros órganos).
  • Arritmia (cuando el corazón late muy rápido, muy despacio o de manera irregular).

¿Cuáles son las principales causas?

Los ataques al corazón y los accidentes cerebrovasculares (ACV) se deben sobre todo a obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro. La causa más frecuente es la formación de depósitos de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos que irrigan el corazón o el cerebro, aunque también pueden deberse a hemorragias de los vasos cerebrales o coágulos de sangre.

Esto se produce principalmente por el consumo de tabaco, la falta de actividad física y una alimentación poco saludable. Los efectos de las dietas malsanas y de la inactividad física pueden manifestarse por aumentos de la tensión arterial, el azúcar y las grasas de la sangre, sobrepeso u obesidad.

¿Cuáles son los síntomas más frecuentes?

La enfermedad subyacente de los vasos sanguíneos a menudo no suele presentar síntomas, y su primera manifestación puede ser un ataque al corazón o un ACV.

Los síntomas del ataque al corazón consisten en dificultad para respirar, náuseas y vómitos, dolor o molestias en el pecho, en los brazos, hombro izquierdo y dolor en la mandíbula o la espalda –estos últimos más frecuentes en las mujeres-. Además, puede haber dificultad para respirar, náuseas o vómitos, mareos o desmayos, sudores fríos y palidez.

El síntoma más común del ACV es la pérdida súbita, generalmente unilateral, de fuerza muscular en los brazos, piernas o cara. Otros síntomas consisten en la aparición súbita, generalmente unilateral, de entumecimiento en la cara, piernas o brazos; confusión, dificultad para hablar o comprender lo que se dice; problemas visuales en uno o ambos ojos; dificultad para caminar, mareos, pérdida de equilibrio o coordinación; dolor de cabeza intenso de causa desconocida; y debilidad o pérdida de conciencia.

Quienes sufran estos síntomas deben acudir inmediatamente al médico.

¿Cómo pueden prevenirse?

Está demostrado que dejar de fumar, reducir el uso de sal, consumir frutas y verduras, hacer actividad física regularmente y evitar el consumo nocivo de alcohol reducen el riesgo de ECV.

El riesgo cardiovascular también puede disminuir mediante la prevención o el tratamiento de la hipertensión, la diabetes y el colesterol.